CyclAnt. David Álvarez y Daniel González

Daniel González y Véctor Álvarez traen una propuesta de música generativa a través de la hormiga de Langton, un algoritmo matemático que permite comprobar cómo un conjunto sencillo de normas puede dar lugar a gran variedad de comportamientos, algunos caóticos o aleatorios y otros en los que surge algún tipo de orden del sistema. A pesar de que la hormiga de Langton es uno de los autómatas celulares más sencillos, da lugar a un amplio abanico de pautas. En su versión más simple, partiendo de dos normas básicas, la hormiga se desplaza por un tablero de casillas blancas o negras y cambia el color de las mismas a su paso, según dichas normas. Al principio la hormiga muestra un comportamiento de patrones sencillos y simétricos que dan paso a una segunda fase, aparentemente azarosa e irregular, pero llega un momento en que la hormiga se cicla (cyclAnt) y comienza a trazar un esquema repetido.

La propuesta de CyclAnt consiste en la musicalización de la hormiga de Langton, al mismo tiempo que se proyecta su recorrido, en su versión más simple, con dos colores y dos reglas de actuación,y en otra versión que incluye ocho colores y ocho reglas de actuación. Cada color equivale a una nota musical y el color blanco, al silencio.Dado que se espera que la hormiga converja a un patrón cíclico, la hormiga terminará por repetir una melodía o patrón rítmico. En esta propuesta artística se usarán hasta cuatro hormigas, pudiendo situarse sobre el mismo tablero, interactuando unas con otras, o sobre tableros independientes. Cada hormiga podrá interrumpirse a voluntad por el público pudiendo redefinirse su patrón de conducta en tiempo real.

 

Programación