El paisaje háptico

Muestra de la residencia

Este proyecto nace de una colaboración puntual de ambos artistas en 2015. Simone es artista y técnico visual, muy activo en la escena local y regional de vanguardia. Nicolás Hernández, músico electrónico con un lenguaje muy particular lleno de matices minimalistas y progresivos.

Simone y Nicolás, a partir de la imagen proyectada y el sonido musical proponen un espacio casi táctil. Las imágenes nacen de un microscopio instalado en el brazo de una impresora 3D, que se aproximará a distintas piedras de diversas procedencias. Usando la textura de la superficie de las mismas a modo de paisajes

Centrarán sus esfuerzos en crear diversos tipos de conexiones directas entre el sonido y el tratamiento de las imágenes, para lo que aplicarán sofisticadas programaciones generativas en la relación de los distintos dispositivos, que se comunicarán por medio del protocolo OSC.

Programación