V E R S U S

Los conceptos contrapuestos de lo natural y lo urbanizado. Por un lado el paisaje natural, en el que surge una fusión con ese medio habitado. El cuerpo se arrastra, cuelga, penetra, se enreda, corre por ese espacio, adaptándose a sus superficies, jugando en libertad a lo que ofrece, de manera instintiva y pura, como algo salvaje, en ocasiones contenido, otras veces explosionando.

El centro es el cuerpo entremezclado con su ambiente, nada lo acompaña, solo el paisaje. En la ciudad el lugar funciona más como una especie de fondo en el que ocurren cosas ajenas a la acción.

Un espacio fijo pero a la vez cambiante, compartido con extras indiferentes o interesados en lo extraño que resulta un cuerpo descontextualizado, fuera de lo escénico, moviéndose de una manera particular, lejos de ser algo cotidiano o un transeúnte más. Una estructura sistematizada y semejante en diferentes localizaciones, algo más mecánico, urbanita. Una trayectoria repetitiva, concéntrica, circular, como una rueda de coche, como una glorieta, como una puerta giratoria.

Creación e interpretación: Darío Barreto Damas y Susana García Dorta Cámaras (colaboración): José M. García Luis y Laia Fort

Vídeo promocional – https://vimeo.com/85389978